Acoso Escolar

Se denomina acoso escolar o bullying a la violencia verbal o física, que se produce de manera sistemática y reiterada en el tiempo a una o varias victimas por parte de uno o varios acosadores en el ambiente escolar.

Consiste en un continuado y deliberado maltrato verbal o modal que recibe un niño por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objeto de someter, intimidar, amenazar  u obtener algo mediante chantaje, atentando contra la dignidad del niño y sus derechos fundamentales.

Cuando se da acoso escolar hay una situación de desequilibrio de poder entre acosador y víctima, que puede ser real o percibido por la víctima. Generalmente, el acosador suele estar apoyado o respaldado por otros, mientras que la víctima suele estar indefensa ya sea porque es aislada o porque es acosada por un grupo.

Las diferencias, pues, entre el acoso escolar y las bromas o burlas inocentes, residen en los siguientes aspectos:

    • Intención por parte del acosador de causar daño a la víctima.
    • Repetición frecuente de situaciones de agresión y en variedad de contextos: aula, pasillos, patio, redes sociales, parque, etc.
    • Desigualdad de poder e indefensión de la víctima (no sabe resolverlo por sí mismo)
    • Roles fijos. Agresor y agredido NO intercambian roles en sus interacciones.

Detectar situaciones de acoso escolar suele ser complejo ya que las víctimas, por vergüenza y temor, suelen no revelar lo que está ocurriendo. Habitualmente son compañeros o profesores quienes detectan estas situaciones ya que se dan en la escuela. Actualmente, con el uso de las redes sociales, es posible, por parte de los padres, detectar estas situaciones de violencia a través del ordenador o el móvil: ciberbullying.

Prevenir estas situaciones es posible si se educa de manera asertiva a los niños y, con ello, se les entrena en asertividad. Cuando un niño se respeta y quiere a sí mismo, sabe gestionar sus emociones y resolver los conflictos de manera eficaz, es más difícil que sea sometido o que acose.

En el CIT-TDA Móstoles, trabajamos la asertividad, las habilidades sociales y de solución de conflictos interpersonales, la autoestima y la gestión de las emociones, para ayudar a los niños a afrontar situaciones de violencia en sus vidas y no sentir necesidad de provocarlas (no ser agresores ni víctimas, o dejar de serlo)

Asesoramos, también, a padres y profesores, respecto a situaciones de violencia escolar para prevenirlas y/o resolverlas.

__

Consúltenos: formulario

Más información en:

Tríptico Violencia y Agresividad CALVIDA

Oficina de Seguridad del Internauta: Menores OSI

Ciber-acoso

Acoso escolar: padres

Bullying: maltrato entre alumnos

Ciberbullying

Comentarios cerrados.